Acerca de mi

Soy Susana Villalba Alvarez, abogada por vocación y llevo casi 20 años entre leyes y papeles. En mis comienzos, muy duros por cierto, fui abogada generalista, llevando asuntos laborales, civiles, administrativos e incluso penales, pero poco a poco fui descubriendo el ámbito del Derecho que realmente me apasiona, que es el Derecho de Familia. Durante años, me formé con cursos especializados en esta materia, y casi por casualidad conocí la Mediación y me atrapó. A mi modo de ver, el Derecho de Familia tiene un componente muy personal que hace que la profesión de abogado tenga aquí mas sentido que en ningún otro ámbito del derecho.

Soy licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, Abogada en ejercicio y colegiada en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid con el número 65171, en situación de alta en el turno de oficio, Mediadora familiar, civil y mercantil, miembro de la Asociación Madrileña de Mediadores (AMM) y socia del MEDIAICAM, ademas de las siguientes titulaciones:

  • Máster en el Ejercicio de la Abogacía por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Máster en Derecho de Familia por el Centro de Formación de Abogados de Madrid.
  • Diplomada en Liquidación de la Sociedad de Gananciales por el Centro de Formación de Abogados de Madrid.
  • Curso de Mediación Civil-Mercantil impartido por Thomson Reuters-ARANZADI.
  • Curso de Mediación Familiar del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
  • Curso de La Mediación como método alternativo de resolución de conflictos: Aspectos generales del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

En la actualidad realizo trabajos de voluntariado en mediación escolar y familiar a través del Colegio de Abogados de Madrid, y de la AMM.

Para poder ofrecer a mis clientes un servicio de calidad y eficiencia, considero fundamental la especialización, y la formación continua, así como el respeto y la ética profesional. Por ello nuestros clientes siempre conocen de antemano, a través de las hojas de encargo profesional, las gestiones que se van a realizar en su nombre, y el coste que ello le supondrá, todo ello en consonancia con nuestra máxima de transparencia y confianza en la relación abogado-cliente.

Si quieren conocerme mejor, no duden en contactarme ¡Les espero!.