¿DEBERIA HACER TESTAMENTO?

¡Hola Familia!

La respuesta es SI. Sin duda, en todo caso y cualquiera que sea vuestra situación económica, familiar o personal.

La mayoría de la gente piensa que hacer testamento solo esta destinado a personas con un nivel patrimonial elevado y que además es muy caro. Sin embargo, hacer un testamento resulta muchísimo más barato que no hacerlo. Me explico: el coste notarial es muy pequeño, por lo general suele estar entre 36 € y 60 €. Pero, no hacer testamento resulta muy costoso a los herederos, ya que tendrán que acudir al Notario para otorgar un acta de declaración de herederos, para lo cual deberán acompañar numerosa documentación (certificados de nacimiento, matrimonio, empadronamiento, libro de familia..) así como dos testigos y esperar veinte días hábiles para firmar la escritura notarial de adjudicación de herencia. Como veis, son dos trámites notariales que comportan un mayor gasto, más gestiones y más tiempo, que se hubieran evitado si el fallecido hubiera otorgado testamento.

¿Y si quiero cambiar mi testamento? Pues es tan sencillo como acudir a un Notario y otorgar uno nuevo, ya que no importa cuantos testamentos hayamos firmado en nuestra vida, el ultimo es el que tendrá plenos efectos, anulándose automáticamente todos los anteriores.

¿Cuándo debería hacer testamento o modificar el que ya tengo?

Cuando haya una alteración importante de nuestro patrimonio, cuando se inicia la vida conyugal o en pareja de hecho, cuando nacen o fallecen hijos o cuando se quiere distribuir los bienes hereditarios. Deberíais hacerlo siempre que queráis hacer distinciones positivas o negativas entre los hijos o descendientes o cuando queráis dar un mayor apoyo económico a un hijo o proteger al discapacitado. Y si queréis mejorar a vuestro cónyuge ya que por ley, solo le corresponde el usufructo de un tercio de vuestros bienes, cuando podéis mejorarlo con el testamento dejándole en usufructo todo vuestro patrimonio.

¿Y si estoy divorciada/o y tengo hijos menores debo hacer testamento? SI, es imprescindible, porque si fallecemos en estado de divorciados y con hijos menores, y no hemos hecho testamento en el que designemos un administrador de nuestros bienes, será nuestra ex pareja quien se encargue como padre de nuestros hijos, de administrar nuestro patrimonio y habrá supuestos en los que no sea exactamente ese nuestro deseo.

Por eso, yo aconsejo que en este supuesto, la persona divorciada con hijos menores de edad, haga un testamento en el que se incluyan siempre este contenido mínimo:

  • Quien o quienes son nuestros herederos (por lo general, serán los hijos)
  • Quien o quienes van a ser el administrador o administradores de los bienes y derechos de la herencia (por lo general, serán hermanos del testador o personas de total y absoluta confianza).
  • Quien o quienes van a ser tutores, de los hijos menores de edad o incapacitados que al igual que en el caso anterior serán personas de absoluta confianza.
  • Incluso en los casos en que el progenitor superviviente se opusiera a que los menores tuvieran relación con la familia del fallecido, se puede dejar constancia en el testamento del deseo de que los menores tengan contacto con la familia del otorgante fijando un régimen de visitas mínimo.

¿Qué es mejor, hacer testamento o donación en vida?

Pues dependerá de lo que queramos hacer realmente ya que las consecuencias son muy distintas en uno y otro caso.

El testamento es mucho más barato, sólo produce efectos al fallecer el testador, y por tanto mientras éste viva, el testamento no atribuye ningún derecho a los beneficiarios del mismo. Podemos revocar el testamento en cualquier momento y por lo tanto, solo al fallecer se produce la transmisión de la propiedad, y se devengan los impuestos correspondientes (impuesto de sucesiones y plusvalía en su caso)

La donación tiene un coste mayor, y desde el momento en que se dona un bien y se acepta la donación por el donatario, el bien pasa a ser propiedad del beneficiario, sin posibilidad de revocación (salvo por unas causas tasadas). Desde ese momento también se generan los impuestos correspondientes. Por ello, hay que valorar cual es nuestro deseo y donde nos sitúa a nosotros y a nuestro patrimonio, en uno y otro caso.

¿Necesitas ayuda para hacer testamento o quieres cambiar el que tienes? Pues llámame 696911272, puedo ayudarte!

Muchas gracias por seguirme, y si crees que puede ser útil a otras personas, compártelo!

No Comments

Post A Comment