ELLOS TAMBIEN CONCILIAN….SI LES DEJAN

¡Hola Familia!

Esta semana la prensa escrita se ha hecho eco de una noticia, que por desgracia, no sorprende, pero si indigna y evidencia que hay mucho por hacer aun.

Se trata de un padre que tras solicitar por escrito una reducción de jornada para recoger a su hija a la salida del colegio, recibió como contestación por parte de la empresa una “estupenda” carta de despido.  La empresa lo adornó con motivos económicos, de organización…pero la realidad es que pese a ser un derecho legalmente reconocido, no está “bien visto” que un trabajador se vaya a su casa a las 16:00 horas.

Los tiempos cambian, y la reducción de jornada, afortunadamente, no es una realidad reservada solo a mujeres, pero el resultado es el mismo en ambos casos. La empresa puede impunemente despedir al trabajador que solicita una reducción de jornada, abonando la indemnización por despido improcedente, y en el mejor de los casos, podrá a ser multada o sancionada.

Según datos del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, en el 2015 se acogieron a la reducción de jornada por cuidado de hijos unos 12.200 hombres (4,7%) frente a los 6.200 (2,1%) del 2005. Aunque no deja de ser muy escasa la participación de los hombres en la solicitud de reducción de jornada laboral, se observa un incremento notable con el paso de los años, lo que resulta esperanzador.

No se vosotros, pero yo creo que no se trata de hombres o mujeres, sino de sensibilización social. Mientras no hay conciencia social real de que la conciliación de la vida familiar y laboral es una necesidad, y una cuestión de orden publica, de responsabilidad, no se avanzará ni se solucionara nada. Es necesario un cambio de mentalidad. Concienciar a empresas, trabajadores, y poderes públicos de que los trabajadores son sobre todo personas, con necesidades personales y familiares que deben ser garantizadas,  ¿Estáis de acuerdo?

¿Quién debe poner medios?  Yo creo que existe una responsabilidad de las administraciones públicas de garantizar que los planes de igualdad y medidas de conciliación que muchas empresas tienen  en su ideario sean una realidad y que se cumplan.

Si echamos un vistazo a nuestros vecinos europeos, y en especial a los países nórdicos, nos encontramos con un sistema de reducción de jornadas y excedencias, totalmente integrado en el sistema laboral y que en contra de lo que se piensa aquí, redunda positivamente en la productividad y resultados empresariales. Luego, ¿Por qué en España sigue triunfando la creencia de que cuantas mas horas trabajes, mejor? ¿Por qué es incompatible trabajar con tener una familia?

Desde este pequeño rincón, alzo la voz, para que la conciliación de los padres y las madres sea real. Ojalá dentro de poco, deje de ser noticia y los padres puedan conciliar su vida laboral y disfrutar de la crianza de sus hijos.

¡Gracias por estar siempre ahí, y compartir!

¡Bienvenidos a un servicio integral para familias!.

https://svillalbaabogados.es/servicio-integral-para-familias

Hasta pronto. Abrazos